Xime Cortés

Hay dos modos de acercarse como humano a cualquier asunto que nos rodee, desde el corazón o desde la razón.  Sabido es que la sabiduría es un fuego que alumbra pero que no calienta,  y que la pasión es un fuego que calienta pero no alumbra.

Un verdadero artista habra de ver el mundo desde el corazón y habrá de interpretarlo desde la razón.  Cuanto más loca sea la aventura más cuerdo habra de estar el aventurero.

Xime está sobrada de entendederas para ver el mundo con su corazón, en eso no tiene problemas, y asiste a mis clases para que la ayude a traducir sus entendederas a pintura. Ella no sabe que yo no sé. Que no sé cómo mejorar sus estupendos cuadros. Yo disimulo porque temo perderla y finjo corregir lo incorregible.  La verdad no puede ser corregida.  Y en estas llevamos ya unos años...

Pepe Cerdá